Asunción de ti. Benedetti

(fragmento)
Puedes querer el alba
cuando ames.
Puedes
venir a reclamarte como eras.
He conservado intacto tu paisaje.
Lo dejaré en tus manos
cuando éstas lleguen, como siempre,
anunciándote,
Puedes
venir a reclamarte como eras.
Aunque ya no seas tú.
Aunque mi voz te espere
sola en su azar
quemando
y tu sueño sea eso y mucho más.
Puedes amar el alba
cuando quieras.
Mi soledad ha aprendido a ostentarte.
Esta noche, otra noche
tú estarás
y volverá a gemir el tiempo giratorio
y los labios dirán
esta paz ahora esta paz ahora.
Ahora puedes venir a reclamarte,
penetrar en tus sábanas de alegre angustia,
reconocer tu tibio corazón sin excusas,
los cuadros persuadidos,
saberte aquí.
Habrá para aprender otra piedad
y el momento del sueño y el amor
que aquí permanecieron.
Esta noche, otra noche
tú estarás,
tibia estarás al alcance de mis ojos,
lejos ya de la ausencia que no nos pertenece.
He coservado intacto tu paisaje
pero no sé hasta donde está intacto sin tí,
sin que tú le prometas horizontes de niebla,
sin que tú le reclames su ventana de arena.
Puedes querer el alba cuando ames.
Debes venir a reclamarte como eras.
Aunque ya no seas tú,
aunque contigo traigas
dolor y otros milagros.
Aunque seas otro rostro
de tu cielo hacia mí.
Reacciones: 

Yo confieso


Los besos que me va dando se convierten en mi refugio en estos días donde el sol no aparece ni por casualidad y la tristeza invade mis alegrías.
Me dí cuenta que su amor es todo para mí y que me hace falta a cada hora.
Es tan lindo levantarme y pensar en su sonrisa, en sus ojos y en su cabello oscuro que amo tanto como si fuese de oro.
Su sinceridad y sencillez arrebató el orgullo que había en mí, y fue por eso que me dejé amar.
Sólo con él descubrí que se puede amar con la vida. Que no hace falta más nada que su presencia para sentirme segura y tranquila. Sé que sólo su voz y su risa me serena, como si fuese una música tranquila, que adormece mis instintos salvajes. Él sabe cómo tratarme y cómo entenderme. Sabe cuándo callarse y cuando intervenir. Sólo él sabe consolarme, y sólo quiero encontrar sosiego en sus brazos.
Lo amo muchísimo, y si pudiera conocer el futuro de los dos, no me interesaría saberlo, porque estar con él es algo mágico que ocurre cada día, y quiero seguir construyendo nuestra historia con el milagro de nuestro amor que va creciendo en todo momento.
Soy de él y él es mío, y aunque todo ésto suene empalagoso, es lo que verdaderamente siento, y estoy orgullosa de que sea así.
Soy la persona más feliz del mundo porque él está en mi vida. Y es una confesión que grito a todo el mundo. Y no tengo vergüenza de ello.
Reacciones: 

All you neeed is love!







Sólo el verdadero amor sobrevive
Reacciones: