Dame la mano.

Cuando arda el amor,
no estaré a tu lado,
estaré lejos.

Será por cobardía,
por no sufrir,
por no reconocer que no  supe
cambiar todo esto.

Arderá el amor,
arderá su memoria
hasta que todo sea como lo soñamos
como en realidad pudo haber sido.

Pero ya estaré lejos.
Será tarde para lamentos
y nadie podrá todavía asombrarse
de lo que tiene.

Antes que nada, antes
de sospechar,
vivamos esto, que más no sea, y que
por ahí es demasiado.

Vivir, sin
que nadie admita; abrir el fuego
hasta que el amor, rezongando, arda
como si entrara el porvenir.

                              Paco Urondo.


Me encanta este poema! :):):)
Reacciones: 

Noche de ensueño


por la noche salen nuestros peores fantasmas, bah...decirte que la que te quiere es un fantasma, sería reducir a este amor a algo espectral, ¿te doy miedo?




los deseos, los deseos, los deseos..¿qué pasa con los deseos cuando se hacen realidad? cuando los palpo con mis dedos, cuando siento su frío en mi piel. deseos que cuando están conmigo sueñan a realizarse y tomar cuerpo, deseo de estar con vos, en la noche abismal. deseo de una locura nocturna, deseo de oscuridad total, y calor. deseo, de ver mis ojos en los tuyos. ((qué lindo es mirarte a los ojos y besar tus pestañas afiladas)) deseo de sentir tu aliento en mi oído, deseo de querer seguir nomás...deseo de sellar tus labios, para que no me vuelvan a besar.¿algo más deseo?...¿me deseás?
Reacciones: